Mientras Trump destaca tregua en guerra comercial, China guarda silencio

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Mientras los funcionarios de la Casa Blanca se afanaban en destacar lo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó “un acuerdo increíble” con China que abría una tregua en su guerra comercial, Beijing ha dicho poco sobre un pacto que animó a los mercados, pero dejó muchas preguntas sin responder.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, la única cartera que tiene una comparecencia diaria a la que pueden asistir medios extranjeros, ha desviado las preguntas sobre los detalles al Ministerio de Comercio, que no ha dicho nada aún y tiene previsto celebrar su conferencia de prensa semanal el jueves.

La falta de detalles por la parte china tiene a inversores y analistas preguntándose si se justifica la euforia de Trump y si están en duda los detalles destacados por la Casa Blanca pero omitidos en el recuento del acuerdo que hizo Beijing.

Un funcionario chino dijo a Reuters que “están esperando el regreso de los líderes” antes de publicar los detalles. El presidente Xi Jinping y autoridades como el ministro de Comercio y los dos principales diplomáticos del país están en Portugal y tienen previsto volver a China el jueves.

La Casa Blanca dijo que China accedería a comprar a Estados Unidos una cantidad aún no acordada, pero muy importante, de productos agrícolas, energéticos, industriales, entre otros. También señaló que China acordó empezar a comprar inmediatamente productos agrícolas a compañías estadounidenses.

China no hizo mención directa a los bienes específicos que comprará. Washington, pero no Beijing, aseguró también que China rebajará los aranceles a la importación de autos estadounidenses.

Por ahora, la decisión china de ser no precisar detalles podría reflejar un deseo de evitar ser visto como un país que capituló bajo presión -las partes tienen 90 días para alcanzar un acuerdo- o podría ser una cobertura frente a la impredictibilidad de Trump, dijeron analistas.

“Aparentemente, el Gobierno chino no quiere que su gente considere el acuerdo como un fracaso para China”, dijo Fang Kecheng, analista de medios chinos en la Universidad de Pensilvania. “El límite de 90 días suena como un ultimátum dado por el actor fuerte sobre el débil”.

Detrás de la aparente cautela de Beijing podría haber también algo de temor a que la tregua pueda ser corta, dijo Andrew Gilholm, de la consultora Control Risks. “No quieren parecer como que han cruzado el Pacífico ofreciendo concesiones para aplacar a Trump y, unas semanas después, la escalada se reanuda”, afirmó.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.