En San Lázaro avanza eliminación del fuero para todo servidor público

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular, el dictamen de reformas constitucionales para eliminar el fuero.

La votación general fue de 24 a favor, de manera unánime; y en lo particular, después de presentar algunas reservas, fue de 22 a favor, y una abstención del Revolucionario Institucional.

En medio de una larga y ríspida sesión, donde los diputados de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) se confrontaron en todo momento con los del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y en menor medida con los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), avanzaron los cambios que establecen el fin del fuero para todo servidor público, desde el Presidente de la República, pasando por gobernadores y legisladores.

“No se puede amparar nadie en la figura del fuero e inmunidad procesal para evitar ser tocados por la justicia y que puedan rendir cuentas. Todos los funcionarios públicos que puedan estar involucrados, desde el Presidente de la República, hasta los presidentes municipales, pasando por los legisladores y todos los funcionarios públicos que gozan de este que se había convertido en un privilegio”, apuntó la diputada Tagle Martínez.

Uno de los temas a debate, fue la conservación de la “inmunidad constitucional” para garantizar gobernabilidad y la estabilidad en las instituciones, lo que implicaría mantener determinado grado de protección para el Primer Mandatario.

El proyecto señala que los funcionarios públicos involucrados en procesos judiciales, podrán continuar en libertad e incluso ostentar los cargos que ocupan, hasta que se les dicte sentencia condenatoria. En ese caso, perderían el fuero y el puesto.

Tanto la diputada del PRI, Dulce María Sauri, que participó en la sesión con voz pero sin voto; y el diputado de MORENA, Pablo Gómez, coincidieron, cada uno en sus respectivos términos, en que el Presidente de la República no puede quedar totalmente desprotegido ante posibles “ataques” o una eventual cascada de denuncias por cualquier tipo de delito.

“Pero de los otros delitos menores, sí requeriríamos el consejo del Congreso, quitar un Presidente por un delito muy menor, puede ser una convocatoria a la violencia. No dejemos esa puerta abierta”, alertó Gómez Álvarez.

El congresista también se pronunció por mantener la protección a los legisladores, en el caso de sus dichos y sus opiniones, incluso escritas, para evitar que se pretenda coartar su libertad de expresión y de “criticar” a quien ellos crean lo merezca, aunque se trate del Presidente de la República.

La diputada Sauri Riancho señaló que esa excepción debería hacerse extensiva a los gobernadores, y en caso contrario, que nadie la tenga.

En esas circunstancias, todos, es decir, el Jefe del Ejecutivo y los mandatarios estatales deberían enfrentar a la ley en igualdad de condiciones, como lo hacen el resto de los ciudadanos.

“Y yo no estoy pensando en los próximos seis años, yo estoy pensando en el Estado mexicano y su estabilidad política. Me parece que tiene que haber un mecanismo que tutele y proteja al Jefe de las instituciones del Estado mexicano. Si procede eso, es lo que exactamente solicito para los gobernadores de los estados”, puntualizó la también vicepresidenta de la Mesa Directiva de San Lázaro.

Otro elemento de polémica entre morenistas, priístas y panistas, el planteamiento original de involucrar al Senado de la República en el caso de sentencias condenatorias contra gobernadores involucrados en procesos judiciales por delitos federales, lo que a consideración de la oposición, vulnera los principios federalistas.

Las autoridades facultadas para conocer de esos casos e intervenir, indicaron PRI y PAN, son las Legislaturas estatales, no el Senado ni la Cámara de Diputados.

Los integrantes del albiazul y el tricolor también criticaron que Morena busque mantener protección al Presidente, cuando en sus campañas electorales prometieron lo contrario.

“Esta es la traición que prometieron no mantener. El Presidente electo fue también promotor de la eliminación del fuero y creo que es una incongruencia mantenerlo prácticamente intocado, con la necesidad de pedirle permiso a las Cámaras y hacer desde hoy al Presidente de la República un ciudadano de excepción”, reclamó el diputado José Elías Lixa.

En respuesta, el diputado de MORENA, Horacio Duarte, afirmó tajante que el Presidente electo y su partido, no temen a la pérdida del fuero.

Lo anterior, tras recordar que Andrés Manuel López Obrador ya enfrentó circunstancias de ese tipo y salió adelante, con el respaldo de los ciudadanos y con argumentos ante la ley.

“Nosotros en el grupo de MORENA no le tenemos miedo a que el próximo Presidente de la República, no goce de ninguna protección especial. Nosotros sostenemos que el tema del fuera, el tema de la inmunidad procesal penal como se ha venido configurando, tiene avanzar en eliminarse de manera absoluta”, dijo Duarte Olivares.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.