Al amparo del NAIM, supuesto empresario cometió enorme fraude; PGJ-CDMX sin probidad para investigar

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Al amparo de lo que sería el megaproyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Felipe Olvera Cárdenas, aprovechó el momento y convenció a un empresario para invertir más de tres millones de pesos, mediante un convenio con una empresa que ya estaba liquidada.

De acuerdo la denuncia del afectado, el imputado aseguró que había ganado una licitación para las empresas GTMX CARGO SA DE CV y Construcciones de Ferrelo SA de CV, para trabajos en el NAIM, pero argumentó que le faltaba capital y fue entonces que en 2017 convenció al inversionista en formar una sociedad y realizar un reparto equitativo de las ganancias.

Luis Miguel Campos Jr., abogado del empresario defraudado explicó que pese a la denuncia y los datos de prueba aportados en la carpeta de investigación CI/FCH/CUH-6/UI-1S/D/2647/12-2017, por fraude genérico, la Fiscalía de Delitos Financieros de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) ha dejado al desamparo al agraviado.

“Este caso no se ha judicializado derivado de la falta de probidad u objetividad por parte del Ministerio Público, así como del responsable de agencia. La Fiscalía de Delitos Financieros está judicializando una carpeta al mes con un rezago impresionante. Después de 12 meses y todos estos datos de prueba la fiscalía no ha querido solicitar una audiencia para judicializar el caso”, aseguró el litigante afectado.

La parte agraviada cumplió y entregó tres camiones nuevos de uso industrial y más de un millón 800 mil pesos en efectivo, lo que sumó más de 3 millones de pesos que Olvera Cárdenas recibió y después desapareció. La representación legal de Ferrelo desconoció a Olvera y el instrumento de sociedad que firmó. La representación legal de Ferrelo desconoció a Olvera y el instrumento de sociedad que firmó.

La inacción del responsable de agencia de la citada Fiscalía de Delitos Financieros, Guillermo Rey Sánchez y del agente del Ministerio Público Andrés Máximo Pérez, fue entonces que se recurrió ante un Juez de Control.

“La Fiscalía no ha querido hacer su trabajo y derivado de dicha situación o evasivas de los ministerios públicos, es que nosotros como asesores jurídicos solicitamos a un juez, una providencia precautoria.

“Esta es una figura nueva en el sistema penal acusatorio que se utiliza para solicitar a un juez, garantizar la reparación del daño haciendo un embargo precautorio o una inmovilización de cuentas de los imputados, para garantizar la reparación del daño a la víctima”, puntualizó.

Al detectar que sus ganancias eran cero y en consecuencia el silencio, el empresario acudió a las oficinas de Felipe Olvera Cárdenas, pero se llevó una enorme noticia cuando confirmó que la compañía Construcciones Ferrelo ya no estaba ahí desde hace más de un año.

Buscó entonces la misma empresa de Felipe Olvera Cárdenas en la página de internet de la Secretaria de Hacienda, y constató que esta se había liquidado en septiembre de 2016.

Por ello, denunció el hecho ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México de la utilización de un contrato falso para obtener un beneficio indebido. A un año de iniciada la denuncia en la PGJ-CDMX, las investigaciones “no avanzan” y el presunto responsable continúa libre.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.