Temporada de huracanes arranca más “activa” de lo normal en el Atlántico

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Meteorólogos estadounidenses anticiparon que la temporada de huracanes del Atlántico, Golfo de México, y el Caribe, que inició este jueves, será “más activa” de lo normal, pero aseguraron que los avances en los pronósticos en las últimas décadas nos permite estar mejor preparados.

Indicaron que en la actualidad se puede saber tres días antes, con una mayor precisión, dónde impactará un huracán, comparado con las 24 horas de anticipación con que se contaba hace 25 años cuando, por ejemplo, el huracán Andrew devastó Miami y el sur de Florida en 1992.

Además, ahora los pronósticos se extienden a cinco días, en lugar de tres, y se presentan con una suite de gráficos, discusiones detalladas y un margen de error en la precisión de la trayectoria de un 65 por ciento, el cual es más bajo que hace dos décadas.

El pronóstico de huracanes en el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami ha evolucionado hasta convertirse en una empresa multiplataforma de alta tecnología que utiliza los satélites más sofisticados para sus predicciones.

“Hoy en día podemos extendernos hasta cinco días en los pronósticos y es debido que el nivel de incertidumbre ha continuado reduciéndose en nuestros modelos matemáticos”, dijo a Notimex el meteorólogo del CNH Anthony Reynes, tras una rueda de prensa por el inicio de la temporada.

“Tenemos una base de datos mucho más extensa en términos de observaciones y una tecnología más sofisticada porque la información de los aviones cazahuracanes nos dice exactamente lo que está sucediendo dentro del huracán”, explicó.

La temporada del 2016 fue la más activa desde el 2012, con 15 tormentas en la Cuenca Atlántica, incluyendo siete huracanes, y este año la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) proyecta 17 tormentas y nueve huracanes.

Ese pronóstico lanzado la semana pasada es muy similar al de 2016 y se basa en la presencia de un fenómeno de El Niño “en transición”.

Este fenómeno produce aguas más cálidas por encima de la temperatura normal del mar a través del Océano Atlántico y Mar Caribe, lo que contribuye al desarrollo de los fenómenos tropicales.

“En este momento El Niño no se ha activado como tal y está en una fase de transición, debido a esto es posible tener una temporada más activa de lo normal”, explicó Reynes.

La temporada de huracanes que va del 1 de junio al 30 de noviembre, este año adelantó su inicio con Arlene, una rara tormenta de pretemporada que se formó sobre el Atlántico oriental en abril pasado.

Para los expertos estadounidenses la mayor brecha sigue siendo pronosticar la intensidad de un ciclón tropical. Cinco años después de un plan de diez años para mejorar las predicciones de intensidad en un 50 por ciento, los meteorólogos están lejos de su meta.

El año pasado, por ejemplo, el huracán Matthew los tomó por sorpresa cuando de manera inesperada se convirtió en un feroz huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson en el Caribe antes de devastar Haití.

A principios de octubre Matthew dejó al menos 546 muertos en Haití, cuatro en República Dominicana y 45 más en las Carolinas, Georgia, y Florida (Estados Unidos).

Con el recorte del 6.0 por ciento propuesto por el presidente Donald Trump al presupuesto del Servicio Meteorológico Nacional y otros recortes para la investigación, incluyendo una propuesta de 318 millones de dólares para el programa de satélite GOES que utiliza el CNH, también hay preocupación de que el progreso se frene en esta área, pero los meteorólogos confían en que el Congreso rechace los recortes.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.